sábado, 4 de marzo de 2017

Tienes que ver Contratiempo


Muchas veces pienso y digo que el cine español deja bastante que desear y que sólo hay una o dos películas que merezca la pena, como Celda 211. Sin embargo, Contratiempo ha superado todas mis expectativas tratándose de una película española -y protagonizada por Mario Casas, quién lo diría-. 

¿Qué nos encontramos en Contratiempo? Adrián Doria despierta en una habitación de un hotel al que fue porque quedó con su amante tras sentir que alguien le golpeaba. Resulta que ahora su amante está muerta y que él es el presunto asesino. Doria se pone a manos de Virginia Goodman para intentar quedar impune. El protagonista va contándole lo que realmente pasó a esta abogada que no pierde ningún caso y así es como nosotros nos vamos enterando de la historia.

Doria es un empresario importante que le es infiel a su mujer, Sonia, con la cual tiene una hija. Él no quiere dejar a su mujer, pero para su suerte, Laura tampoco quiere dejar a su pareja por él. Pareja perfecta. Es un personaje inteligente, calculador, con las cosas que quiere muy claras y dispuesto a hacer todo por salir del lío donde se ha metido.

Laura es una chica que tampoco se deja llevar y consigue todo lo que se propone. Desgraciadamente, dadas las circunstancias, ella muere, sin embargo está presente en toda la película. Hay que descubrir por qué ha muerto y quién la ha matado.

Otro personaje importante es Tomás Garrido. Es el padre de un chico que ha desaparecido y que probablemente Doria y Laura tengan que ver con su desaparición. Como todo padre, intentará por todos medios descubrir qué fue lo que le pasó a su hijo y quién demonios le hizo daño.

Y sin duda, la más importante y misteriosa, la abogada Goodman, una mujer sin escrúpulos que pretende seguir ganando el 100% de sus casos. Ella dará sus teorías sobre lo que realmente ha pasado a partir de las confesiones de Adrián. Muy importante este personaje. 

La película tiene una ambientación de intriga, suspense y mundo de miedo y rencor que parece a veces un agujero negro. Tiene unos giros argumentales que por lo menos yo no me he esperado. Nada es lo que parece y cada uno está dispuesto a luchar por sus intereses, pero la verdad es una sola. ¿Estás dispuesto a averiguarla?

Los personajes son profundos e inesperados, y hacen que estés los cien minutos pendientes a la pantalla como si fuese a salir algo de ahí.

 

Sin embargo, tampoco puedo decir que sea la película perfecta porque al principio me costó creerme los papeles y parecía un poco forzado. Esto fue desapareciendo poco a poco y debo decir que la nota final es alta. 

Puntuación: 4/5 Hay que verla en contratiempo. Para ser española, está muy bien.
Increíble: no sale Mario Casas sin camiseta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario